Lagarto verdinegro

4
528

Paseando por la senda de Toró, se nos atravesó un lagarto verdinegro, exclusivo de la Península Ibérica y que preferentemente se puede ver en Portugal, Asturias y Galicia.

Nos llamó la atención el intenso color azul de su cabeza, propio del periodo de celo, que contrasta vivamente con el verde de su cuerpo. Y también que, lejos de huir, parecía que se envalentonaba ante nuestra presencia.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Rostroazul, muy buenas tardes.
    Le agradezco mucho lo que ha escrito sobre mí, pero es desmedido, desmesurado, descomedido….No encuentro el adjetivo…seguramente porque no existe…Además, Valentín hace muchas fotos excelentes cuando yo no le acompaño..
    Magnífica la descripción que nos escribe sobre la batalla a muerte entre un lagarto y una víbora..Me ha recordado que una vez vi una lucha semejante entre una cobra real y una mangosta..Fue en Tailandia….No me resultó nada agradable…Y eso que, como en su caso, ganó el animal que contaba con más simpatias: la magosta. Al parecer siempre se alza con la victoria, pues es resistente al veneno de la cobra.
    Espero que Nel no nos lea, ya que le encantan las serpientes y es experto en ellas.

  2. Doña Maiche…. Menuda foto….. menuda suerte. No es fácil ver un lagarto de esas características, en estos tiempos y menos posando y que se deje fotografiar…. luego concluyo que usted tiene un áurea, que provoca que muchos, (entre los que me incluyo) se paren a su paso…. y eso es una cualidad que tienen las personas con el alma muy grande,…… tanto…. que les rebosa del cuerpo y les relumbra alrededor…. ese es el secreto del que se vale Don Valentín para los fotones que nos presenta cada semana.

    Yo sólamente vi dos lagartos como el suyo en mi vida…. Y fue cuando de joven recorría con mi mochila la cordillera asturiana.. uno de ellos en la zona de Caso….. pero el otro fue en una majada en Monesterio (Cangas del Narcea) donde acampaba con unos amigos.

    Recuerdo un documental creo que de Fauna Salvaje en el cine.

    El caso es que un lagarto bien grande, se hallaba en singular combate con una víbora, que me imagino había resuelto merendar lagarto…. pero calculo mal la fuerza del adversario… (pasa a veces en la vida)…. y mientras la víbora lo tenía enroscado en sus anillos, este la sujetaba con sus poderosas mandíbulas por debajo de su cerviz…..
    Todo parecía favorable a la víbora.. Pensando que quizás había mordido previamente al lagarto y solo esperaba el efecto del veneno….. hasta que sorprendió comprobar, que la desesperada era el «vípera» que murió asfixiada por el lagarto quien logró cortar el flujo sanguíneo por su cuello a la cabeza y la mató….

    En la última parte del combate la víbora soltó al lagarto y se agitaba intentando zafarse del lagarto. Pero el tenaz minisaurio terminó con su vida…. para mi satisfacción.

    Recuerdo el cadáver de la víbora con dos terribles muescas en su cuello,… fruto de la presión del poderoso lagarto…

    … No siempre gana el matador….. y pensé…. Manolete Manolete… si no sabes torear… pa que te metes.

  3. Buenos días, Fernando.
    No es que yo conozca mucho de lagartos, pero si sé que existen varias clases en la Península:ocelado, bético, verde; y en las Canarias los conocidos como gigantes.
    El de tu casa, no sé cual sería, pero del verdinegro te puedo decir que es fácil de reconocer por su cabeza corta y ancha, la cola el doble de larga que su cuerpo, y en cuanto a sus colores es todo un espectáculo para la vista.
    Un abrazo.

  4. Es curioso Perela, pero en un «furacu» de los que habia el muro de la huerta da casa, tuvimos viviendo durante bastante tiempo un lagarto de estas características. La cabeza no presentaba este brillante color azul, ni el cuerpo ese amarillo, por lo tanto me malicio aquel era un lagarto de rivera «vulgaris», o si era como el que retratas, el «probitín » debía estar mas que solo y por lo tanto de encelado nada de nada, y además con los colorinos apagados, tendiendo todos ellos a un simple y anodino gris verdoso. En fin…
    Saludos y hasta la vista.

Dejar respuesta