La festividad de Santa Ana a través del tiempo

5
679

Gracias al libro “Antiguos Mareantes de Llanes”, cuyo autor es Antonio Celorio Méndez-Trelles, que bebe entre otras fuentes de los libros de actas del importante Cabildo de San Nicolás, podemos reconstruir parte de la vida, costumbres y temple de aquellos diestros e intrépidos marineros llaniscos.

Respecto a la celebración de sus diferentes festividades, sabemos que a lo largo de su extensa historia homenajeaban a San Nicolás, San Simón y Santa Ana, además de plantar hoguera delante de la capilla en la noche de San Juan.

En San Nicolás y San Simón, que tenían lugar los días 27 y 29 de octubre, se iluminaba y decoraba el altar de la capilla y se realizaban procesiones por el barrio de Cimadevilla portando las imágenes de esos dos santos, y por la noche se consumía vino a cargo de la Cofradía. Asimismo, el día de San Nicolás se elegían anualmente los cargos de Mayordomo, Alcaldes y Diputados de la Cofradía.

En 1790, se reducen a dos las fiestas, suprimiendo la de San Simón, y en el siglo XIX también desaparece la de San Nicolás, celebrándose solo Santa Ana.

Esta festividad en honor a la madre de la Virgen, tiene su origen en Bretaña, propagándose con rapidez por la fachada cantábrica, y, tal vez, hacia 1535 se incorporó a la Cofradía de honrados mareantes del glorioso San Nicolás.

De aquellas, se efectuaba procesión con las imágenes de los tres santos, con la obligada asistencia del juez-alcalde de la Villa, teniendo similar recorrido que las anteriores, gaitero y tambor, danza de espadas y chupinas. Después, misa solemne y comida de cofrades a cargo de la cofradía, en la cual por cada cuatro cofrades se suministraba: una gallina asada, tocino, dos piezas cocidas de carnero y vaca, dos azumbres de vino tinto y blanco y pan. Los gastos de esta comida fueron variando, oscilando entre 242 y 270 reales, con un ulterior pago de un real por cada cofrade que asistía. Al atardecer, se colocaba una barrica de lumbre delante de la capilla y por la noche se consumía vino.

Afortunadamente, la fiesta de Santa Ana, patrona de la Cofradía de pescadores de Llanes, siguió existiendo, habiendo evolucionado a través del tiempo, lo que desde 1885 podemos comprobar en las reseñas que anualmente le dedicaba “ El Oriente de Asturias”. Así, vemos que los actos religiosos apenas variaron y los profanos alternaron como lugares para el baile el paseo del Fuerte, la Plazuela de Santa Ana y la calle Marqués de Canillejas. En el programa del año 1950, como puntualmente recogió el semanario, ya incluye la emocionante procesión marítima.

Actualmente, la Cofradía de Pescadores Santa Ana de Llanes, manteniendo su devoción incondicional y la de sus familias por la patrona, continua con la festividad, haciendo que cada 26 de julio se perciba la profunda e intensa relación de Llanes con la mar. Celebra novena, traslada la víspera a la venerada imagen a la Basílica, contando con una preciosa marcha, pasacalles, banda de música y gaitas, danza prima y homenajes, sobresaliendo el que entonando una salve marinera se hace al marinero mayor. También, sardinada y dos verbenas. Pero sobre todo destaca la conmovedora procesión por mar, en la que barcas engalanadas acompañan a la que porta a la santa haciendo sonar las sirenas y arrojando ramos de flores y coronas de laurel por los marineros fallecidos.

Este año, a consecuencia de la pandemia, solo se ofició una misa, pero se espera que en 2021 volvamos a disfrutar de las fiestas de Santa Ana, que consigue que todos los llaniscos, sean de de San Roque, La Magdalena o La Guía, se sientan de Santa Ana.

Procesión de Santa Ana. En el centro, vestida de marinera, Felisa Cornellana; a la izquierda, portando la Santa, Fernando Patiño. Año 1954

Fuente: “Antiguos Mareantes de Llanes”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

5 Comentarios

  1. Buenos días, Rostroazul.
    Muchas gracias por sus datos sobre la madre de María y la abuela materna de Jesús.
    Una de las icononografías que de siempre más me han gustado son esas representaciones, tanto en pintura como en escultura, de la santa con su hija y su nieto.
    En Asturias, como usted sabe, además de ser Santa Ana patrona de los marineros llaniscos, una excepción pues suele ser la Virgen del Carmen, lo es de Grado, Querúas y de un pueblo del Concejo de Llanes, Naves, que celebra una fiesta el 26 de julio muy popular.
    Se llamará Ana la madre de Jesús, o tuviera otro nombre como apunta, lo importante, como dice, es su consideración y, en este caso, la devoción de la marinería llanisca a su patrona.

  2. Fernando, de nuevo muchas gracias por haber completado la colaboración con esa interesante información sobre por qué Santa Ana es la patrona de Bretaña y su llegada a América.
    Compruebo que eres un experto no solo sobre María Magdalena, sino también sobre Santa Ana.
    ¡Feliz domingo!

  3. Doña Maiche…… Buenas tardes. Como veo que hoy la fiesta de Santa Ana (en Hebreo, Hannah) preside el cuaderno, valga mi contribución a modo de apunte teológico sobre este apologético personaje.

    Ana significa gracia,  y es el nombre tradicional de la madre de la Bienaventurada Virgen María.

    Toda nuestra información concerniente a los nombres y las vidas de los Santos Joaquín y Ana, los padres de María, es derivada de literatura apócrifa: el Evangelio de la Natividad de María,…… fundamentalmente el Protoevangelio de Santiago.
    Lo que ya le adelanto, es que es uno de los apócrifos mejor considerados….. Y yo que los hube de leer todos (al menos los más importantes) , se lo puedo certificar.

    Su antigüedad se remonta  hasta cerca de 150 d. C. , pero difícilmente podemos aceptar como cierta la versión sobre la esterilidad de Santa Ana, que sólo logró concebir a María de muy mayor y pde forma milagrosa. Aún el nombre de la madre de María parece dudoso, desde el momento que esta historia es aparentemente una reproducción del relato bíblico de la concepción de Samuel, cuya madre también se llamaba Ana.

    Sea como fuere lo que si sabemos es que eran galileos de Seforis (capital de galilea) y tras ser destruida la ciudad por Quintilo Varo (gobernador de Siria) se mudaron a Nazaret, que estaba a unos 10 kilometros.

    En cualquier caso… se llamara o no Ana la Madre de la Virgen….. lo importante es la consideración que desde la prehistoria cristiana se le ha dado al personaje por su enorme poder de intercesión ante el altísimo…. e imagino que esa fue la clave de la piedad despertada ante los llaniscos, que llega hasta hoy.

  4. Ante todo, querida amiga, no tienes que dar las gracias por nada que es vuestro, pues sabes que este archivo está a vuestra completa disposición.
    Dicho esto, y con la intención de, como siempre, poner un granito de arena, como bien sabes Perela, Jana era natural de Belén, hija de Estolano y de Emerencia, fue mujer de Joaquín, galileo de la ciudad de Nazareth, y ambos de la tribu de Judá, del linaje de David.
    Hasta aquí, bien… Pero… ¿Por qué es la patrona de Bretaña?
    Pues parece ser, que la tradición de la iglesia de Apt (comuna francesa, situada en el departamento de Vaucluse y en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul), en el Sur Francia, pretende que el cuerpo de Santa Ana fue traído a Apt por San Lázaro, el amigo de Cristo, para posteriormente ser escondida para su protección en la basílica de “Sainte-Anne d’Auray”, (en francés, “basilique Sainte-Anne-d’Auray ) por San Auspicio, donde su figura milagrosa es venerada.
    La basílica de “Sainte-Anne d’Auray” (es una basílica menor de Francia situada en la homónima localidad de Sainte-Anne-d’Auray, en el departamento de Morbihan, en Bretaña. Recibe muchos visitantes debido a que el santuario de Sainte-Anne d’Auray es el lugar de peregrinación más importante de Bretaña, acogiendo a más de 800 000 visitantes al año, la mayoría de ellos peregrinos. Cada año, el 26 de julio, entre 20.000 y 30 000 peregrinos asisten al gran perdón de Santa Ana, lo que la convierte en la tercera mayor peregrinación francesa después de Lourdes y Lisieux.
    La peregrinación tiene su origen tras el encuentro de una estatua supuestamente de Santa Ana en la noche del 7 al 8 de marzo de 1625 por Yves Nicolazic.
    Pero la cosa no acaba ahí, apreciada amiga, porque los marineros franceses la llevaron hasta América, en cuyo territorio francófono, se instaló como principal patrona de la canadiense provincia de Quebec, siendo venerada en el Santuario de Santa Ana de Beaupré. (en francés: Sainte-Anne-de-Beaupré), una basílica junto al Río San Lorenzo, 30 km al este de la ciudad de Quebec, donde le atributen muchos milagros e inclusive puedes comprar agua bendita que según los creyentes es milagrosa.
    Y eso es todo lo que se y puedo contar.
    Un abrazo amigos y hasta la vista.

  5. Buenos días, quería añadir a este artículo sobre «la festividad de Santa Ana a traés del tiempo», que la preciosa fotografía de la procesión en honor a la patrona de los marineros, que aparece al final de texto, corresponde al completo archivo de nuestro querido Fernando Suárez Cue, el cual tan generosamente nos permite publicar. La nota sobre la fecha y la identificación de las personas también son obra de él.
    Fernando, aprovecho para darte las gracias y desearte un feliz fin de semana.

Dejar respuesta