La ostra. Uno de nuestros mejores aliados

1
340
Ostras en la Mar

La contaminación del agua crece cada año a nivel mundial, ya que el 80% de las aguas residuales se vierten sin depurar en ríos y mares de todo el mundo, pero, en paralelo a este proceso destructivo, hay uno de los más interesantes procesos naturales de limpieza y descontaminación llevado a cabo por unos ciertos grupos de animales, que se han ido adaptando hasta llegar a conseguir el ser capaces de limpiar las aguas de su entorno, depurando las aguas en que habitan, ya sean dulces o saladas.

Dentro de esos grupos, posiblemente, el más efectivo sea el que conocemos como moluscos.

Moluscos

“Molusco”. Del latín “molluscus” (blando a blanduzco), derivado del adjetivo “millis” (blando, suave), denomina a los animales invertebrados, marinos o terrestres de cuerpo blando y concha, externa o interna, que forman uno de los “filos” (subdivisión básica del reino animal y puede definirse como una agrupación de animales basada en su plan general de organización), más amplios del reino animal, y de los más numeroso al incluir a especies como los caracoles, babosas, pulpos, jibias, calamares, mejillones, berberechos, almejas y ostras.

Por si alguien tiene curiosidad por saber cuál es el primer “filo”, podemos decir que es el de los artrópodos.

“Artropodo”. Del griego “árthron” (articulación), y “poús” (pie) constituyen el filo más numeroso y diverso del reino animal, y al que podemos subdividir en:

Arácnidos. Arañas, escorpiones, garrapatas, ácaros.

Insectos. Cucarachas, mantis religiosas, mariposas, polillas, escarabajos, abejas, pulgones, cigarras, pulgas, moscas, libélulas, hormigas y un enorme etc. etc. etc.

Crustáceos. Langostas, cangrejos, camarones, langostinos, percebes.

Miriápodos.

Filo (Filium)

Pero sigamos con lo nuestro.

De todos estos moluscos que tan beneficiosos nos son, el que creo se lleva la palma, es la ostra, que además de ser un “bocado” exquisito, es el animal marino que podría sacarnos, o por lo menos ayudarnos con gran efectividad, a salvar nuestras Mares y Océanos, pues poseen una extraordinaria eficiencia en el filtrado de las aguas, ya que son capaces, a través de sus branquias, de limpiar las de su entorno, ya sean fluviales o marítimas pues una sola ostra puede filtrar entre 120 y 160 litros de agua al día, eliminando los contaminantes nocivos de nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el dióxido de carbono. Este proceso mejora la claridad de los mares, controla las algas y atrae a otras especies marinas, para beneficiarse de la bondad de las aguas.

Estos animales son una especie clave para la biodiversidad dentro de un estuario, una ría o a lo largo de la costa, ya que otras especies como peces y algas dependen en gran medida de ellas por su función crucial en el ecosistema. Estos moluscos bivalvos no solo consiguen mantener limpias las vías fluviales naturales, sino que también garantizan que las personas tengan un entorno saludable, ya que el problema global más común con respecto a la calidad del agua es la “eutrofización”, término este (“crisis eutrófica” o “crisis distrófica), que en ecología designa las grandes cantidades de nutrientes de un ecosistema acuático como nitratos y fosfatos, que deterioran considerablemente los usos benéficos del agua, con los consiguientes cambios en la composición de la comunidad de seres vivos.

Hoy en día, 1.800 millones de personas consumen agua procedente de fuentes, ríos, pozos o manantiales contaminados. Solo el agua insalubre y la deficiencia en saneamiento e higiene causan alrededor de 842.000 muertes al año en el planeta.

Pero se ve luz al final del túnel.

El profesor Kenneth Leung (director del “Laboratorio Estatal Clave de Contaminación Marina” y catedrático de “Toxicología y Química Ambiental” en el Departamento de Química de la Universidad DE Hong Kong), es al mismo tiempo el director el proyecto “Las ostras salvan nuestros mares”, para reducir la contaminación en las Mares y Océanos. El proyecto está basado en una sorprendente solución: las ostras, ayudando a reparar el medio marino usando bivalvos, incluyendo ostras mejillones y cangrejos que filtran cuando se alimentan, y que colaborando sustancialmente en el mantenimiento de las costas, la purificación de sus aguas y la eliminación de la contaminación marina, son  cruciales para preservar los ecosistemas y el medioambiente en su conjunto.

Profesor Kenneth Leung Mei Yee

Se estima que, durante este proyecto, se implantarán entre 5 y 10 millones de estos moluscos en las costas de Hong Kong en los próximos tres años.

“Una vez que se desplieguen todas las ostras en el océano, se mejorará su cultivo en el futuro para provocar grandes cambios positivos en la calidad del agua”.

Esta solución, podría aplicarse sobre un problema que resulta familiar en España, aunque no muy conocido, como es el caso de la  “Mar Menor”, en Murcia, cuando aparecieron  varias toneladas de peces muertos en la superficie de la “Joya del litoral mediterráneo español”. La causa fue la falta de oxígeno en sus aguas y la proliferación de nutrientes nocivos procedentes de vertidos ilegales de la agricultura, provocando un desastre ecológico que ha movilizado a los murcianos, que se han organizado para pedir soluciones.

Más de 300.000 firmas recogidas y 55.000 personas que salieron a la calle a manifestarse bajo el lema “S.O.S. Mar Menor”, por un “Mar Menor con futuro”, en una concentración histórica que pedía más atención por parte de las administraciones y soluciones para la “laguna salada” más grande de Europa.

Piña de mejillónes

Para acabar, debemos concienciaros y no olvidar, de que cada año se consumen en España alrededor de 32.800 millones de cigarrillos, de los cuales un 15% de sus filtros, acaban en las playas de nuestras costas, tardando una década en degradarse sus compuestos como son la acetona, amoniaco, arsénico, polonio, o elementos radioactivos.

Cada colilla puede contaminar entre 8 y 10 litros de agua del mar y hasta 50 litros si se trata de agua dulce.

La ‘almeja gigante’, ‘taclobo gigante’ o ‘pa’ua’ (Tridacna gigas)

Buena Mar y hasta la vista.

Fernando Suárez Cué

1 Comentario

Dejar respuesta