La justicia deberá emitir ahora su veredicto sobre la fecha de derribo de la ampliación del hotel Kaype de Barro

0
847

La ampliación del hotel Kaype de Barro (Llanes) será derribada. Lo recoge una sentencia firme emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias que considera que las obras están basadas en dos licencias ilegales. Y lo recogía un auto previo, emitido desde el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Oviedo, ante el que se interpusieron dos recursos (rechazados) en donde se fijaba julio como fecha máxima para iniciar los trabajos de demolición.

La propiedad del equipamiento hotelero, construido en primera línea de la playa de Barro, solicitó ante el Juzgado aplazar a octubre las obras de derribo, una petición que todavía no ha obtenido respuesta. De no ser aceptada, todo lo construido desde 2012 hasta ahora se demolerá en plena temporada estival en una de las playas más concurridas del concejo de Llanes.

Al tiempo que la propiedad, Carrera y Pérez S.L. solicitó el aplazamiento del derribo, presentó un proyecto -exigido por la magistrada que emitió el auto- en donde valoraba las obras de demolición en 1,4 millones de euros. Está por ver quién se hará cargo de sufragar ese gasto y si ese proyecto es válido. Igual que está aún por conocerse si se aceptan los 15,6 millones de euros solicitados por la misma propiedad como indemnización por la responsabilidad patrimonial, después de haberles concedido -el anterior equipo de Gobierno socialista- dos licencias ilegales para construir una obra en la que se invirtieron más de 5 millones de euros, que fueron paralizadas en el años 2014 y sentenciadas al derribo ayer mismo.

A expensas de las declaraciones del equipo de Gobierno municipal, el alcalde, Enrique Riestra, advirtió que de tener que sufragar la indemnización solicitada el Ayuntamiento sufrirá graves consecuencias económicas e incluso llegó a hablar de quiebra.

De forma paralela el Tribunal Superior de Justicia de Asturias mantiene abierta una vía penal por la que se están juzgando a las partes implicadas en la expedición de las licencias ilegales. Así, el pasado mes de abril declararon en calidad de investigados -antes imputados- la ex alcaldesa de Llanes, hoy diputada regional, Dolores Álvarez Campillo; el ex concejal de Urbanismo, hoy portavoz del PSOE en el grupo municipal, José Manuel Herrero; la arquitecta municipal; el técnico de administración General del Ayuntamiento, hoy tesorero y jefe de la Junta de Personal por el sindicato UGT; el titular del estudio de arquitectura contratado para la redacción del proyecto; el secretario del Ayuntamiento,; y el arquitecto municipal cuando se sucedieron los hechos.

Dejar respuesta