Lecturas llaniscas

1
1113

Resulta que leo una entrada antigua -pero no tanto- en el blog de Izquierda Unida de Llanes en la cual, al hilo del caso Kaype, figura una frase muy significativa acerca de la relación entre políticos y funcionarios:

“La culpabilización de los funcionarios por parte de ambos cargos solo es una muestra más de la completa falta de ética democrática del consistorio en el que nunca nadie ha asumido ninguna responsabilidad política”. 

Los cargos a los que se refería la frase eran la por entonces Alcaldesa, Álvarez Campillo, y el por entonces Teniente Alcalde, Herrero Mijares. Pero, vamos, quiten a Álvarez Campillo y a Herrero Mijares de esta ecuación y verán que la frase más que a marzo de 2015 –cuando fue escrita, o sea de antes de las municipales tras las cuales IU se convirtió en miembro del gabinete de poder municipal- suena a la más plena actualidad.

Leo también la nota de prensa difundida desde el Ayuntamiento tras el regreso del viaje marcopolar que giró nuestro Alcalde a China. La nota nos dice que el Alcalde acudió invitado por las autoridades chinas, que esa presencia no ha costado nada a las arcas municipales (aquí me gustaría recordar a mis lectores el mantra del neogobierno municipal “ye tou gratis, no nos cuesta nada”… que parece que más que de un gobierno municipal estemos hablando de una excursión a un Primark a conseguirlo todo por el menor dinero posible), que en el evento participaban un porrón de Alcaldes de todo el mundo mundial y que trataba el evento de, a través de tropecientas reuniones y mesas de trabajo y sabe dios qué más, entablar contactos.

Vale. ¿Vale? Pues no, yo creo que no. Se pillan ustedes esa nota post-viaje que salió en todos los medios y la comparan con la nota que nos dieron pre-viaje y resulta que son semi-idénticas. Lo único que hay de nuevo es que el viaje fue gratis. Es decir: que en el reino de la transparencia no sabemos con quien estuvo este señor, con quien habló (si es que habló y no se limitó a, como a la puerta de los funerales, hacer acto de presencia), etc, etc. No sabemos na de na.

Y para rematar, y después de un año hablando y hablando pero haciendo parece que poco más que el canelo en relación a este tema (ahora entenderán lo del canelo), resulta que el Ayuntamiento –al tiempo que recuerda la normativa municipal- informa que no habrá playa para perros ni este verano ni se sabe hasta cuándo. Y, claro, después de esa inoperancia de meses y meses en tal asunto, tienes que aguantarte entonces que te saquen titulares del estilo de Llanes mantiene el veto a los perros en todas sus playas, el cual no falta en ningún momento a la verdad y que te retrata poco menos que como un Hitler contra el género perruno.

1 Comentario

Dejar respuesta