PP-Foro defienden la agroganadería como una de sus prioridades políticas

0
729

La campaña electoral ha comenzado y la retahíla de promesas llega con fuera. El candidato número 2 al Congreso de la coalición electoral PP-Foro, Isidro Martínez Oblanca, ha defendido la necesidad de que «el sector agroganadero sea centro de prioridad política para hacerlo competitivo, asegurar el futuro de las explotaciones y fijar población en la Asturias rural con puestos de trabajo».

«La economía que generan nuestros agricultores y ganaderos necesita de instrumentos para adaptarse a los cambios impuestos desde Europa y evitar el cierre de explotaciones», señaló Oblanca que puso énfasis en «la crítica situación derivada del final de las cuotas lácteas. El programa de la coalición dedica un amplio capítulo a favor del sector vacuno de carne y de leche», indicó el candidato forista que resaltó «el compromiso de Foro con un sector que está sufriendo muchísimo y que precisa de atención, de ayudas y de respaldo».

«La apuesta  –añadió Oblanca- contrasta con la postura de otros partidos ya que el sector agroganadero está excluido de los programas de PSOE, Podemos-IU y Ciudadanos, lo que evidencia su nula preocupación por el empobrecimiento que se produce en la zona rural de Asturias».

Dentro de las medidas que contempla el programa específico de la coalición PP-Foro figuran como principales que «los agricultores y ganaderos asturianos tendrán el tratamiento que garantice la competitividad de los sectores de vacuno de leche y de carne, especialmente a través de las ayudas de la PAC asignadas a las zonas desfavorecidas y de montaña». Además, prevén «afrontar el nuevo escenario de la desaparición de las cuotas lácteas con nuevas medidas encaminadas al fortalecimiento de las explotaciones, invirtiendo en investigación, formación, transferencia  de conocimiento, comercialización y marketing, mejora genética y potenciación de la producción en las ganaderías». Igualmente su intención es «reafirmar el Plan Nacional Estratégico del Sector Lácteo como el instrumento básico que  ayude tanto a productores como a la industria láctea, para abordar la desaparición de las cuotas lácteas». Y, según señalan, sus promesas pasan por la «elaboración de Programas Nacionales Sanitarios coordinados con las distintas administraciones y con unos objetivos claros, basados en criterios de eficacia, optimización de recursos, así como revisión tanto a nivel nacional como europea de las técnicas diagnósticas actuales con el fin de minimizar el sacrificio de animales sanos».

 

Dejar respuesta