Comienza la demolición del edificio ampliado ilegalmente en el hotel Kaype de Barro

0
4452

Los trabajos para demoler el edificio que ampliaba la capacidad del hotel Kaype de Barro (Llanes) ya han comenzado. Varios operarios y el promotor que levantó las obras estuvieron durante toda la mañana en el inmueble para iniciar así el derribo de una obra que ha sido sentenciada como ilegal al estar sustentada en dos licencias anuladas de pleno derecho.

Se cumple así con el último mandato judicial, que dio un plazo de diez días -el pasado 24 de enero- para iniciar las obras de derribo. Hoy la propiedad firmó el acta de replanteo de las obras y notificó al juzgado el comienzo de la demolición. El Ayuntamiento de Llanes, a quien también la magistrada Pilar Martínez Ceyanes había exigido informara del momento en el que arrancara la demolición, hará lo propio. Los vigilantes urbanísticos municipales acudieron a media mañana a certificar el inicio del derribo. El alcalde, Enrique Riestra, y el edil Javier Ardines se personaron igualmente con la intención de informarse sobre la situación que tendrán que transmitir al juzgado

A partir de ahora existen seis meses para cumplir con el proyecto de derribo. Tal como adelantó este Diario el pasado mes de junio el derribo del apartahotel durará once semanas; el del hotel -por cuya cubierta empezarán los trabajos manuales- llevará ocho semanas; el del sótano se atrasará durante diez semanas; el relleno del sótano no estará listo hasta cuatro semanas más tarde y la adecuación posterior de toda la zona tendrá un plazo de ejecución de 16 semanas.

Concluyen hoy cinco años de procesos judiciales, iniciados en el mismo momento en el que se concedieron las licencias por el anterior Gobierno socialista, en los años 2012 y 2013. Entonces, las obras fueron denunciadas de manera inicial por la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL) y más tarde lo harían dos particulares. El propio Gobierno del Principado de Asturias acudió también a los tribunales para solicitar la anulación de la licencia de obras y la suspensión cautelar de los trabajos de reforma y ampliación del establecimiento hotelero. Pero continuaron. En el año 2014 la CUOTA informó de que existían anomalías en las licencias concedidas que, entre otras cuestiones, otorgaban una edificabilidad mayor de la que correspondía y permitían la construcción de una altura superior a las tres plantas. Aquel mismo año un juez declaró las licencias nulas de pleno derecho y advirtió de las probabilidades de derribo que se ponían encima de la mesa. El visto bueno del Ayuntamiento de Llanes se dio considerando el terreno como suelo urbano consolidado

Un año más tarde, en marzo de 2015, la que fuera alcaldesa -hoy diputada- Dolores Álvarez Campillo manifestó su intención de que las obras continuarán mediante el desarrollo urbanístico de la zona como suelo urbano no consolidado asumiendo que, efectivamente, las licencias eran ilegales. Sin embargo, «por nuestra cabeza -dijo- no pasa el derribo».

En el año 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Asturias imputó a la exalcaldesa, al exconcejal de Urbanismo, José Herrero, a la actual arquitecta municipal; a un técnico de Urbanismo; al el secretario municipal; al titular del estudio de arquitectura que redactó el proyecto; y al exarquitecto municipal. Más adelante, la justicia sólo mantendría la acusación por un presunto delito de prevaricación sobre el exarquitecto municipal, ahora jubilado. Hace unos días la Fiscalía ha pedido para este trabajador dos años y seis meses de prisión, una multa de algo más de 13.000 euros y la inhabilitación para ejercer su cargo en un plazo de diez años.

La propiedad, por su parte, ha presentado un proyecto de demolición de algo más de 1,2 millones de euros y ha anunciado que pedirá al Ayuntamiento de Llanes una indeminzación que supera los 15,6 millones de euros por daños y perjuicios.

El Gobierno actual, formado por cuatro partidos (Foro, Vecinos x Llanes, PP e IU), ha reiterado en varias ocasiones su intención de luchar para no pagar de las arcas públicas esa  compensación que dicen, «no son responsables los llaniscos»

 

 

 

Dejar respuesta