El PSOE de Llanes se opone al creación de una Comisión de Investigación para dilucidar el conflicto interno de la Policía Local

0
3005

El Ayuntamiento de Llanes pondrá en marcha una Comisión de Investigación para conocer cuáles son los problemas de fondo que ha sufrido, y sufre, la Policía Local, y así poder hacerles frente y resolverlos para que no continúe la sucesión de enfrentamientos constantes entre parte de la plantilla y el Inspector Jefe, y viceversa. Los grupos del equipo de Gobierno, Foro (4 concejales), Vecinos x Llanes (2), PP (2) e IU (1), así como el concejal No Adscrito, han votado hoy -durante una sesión plenaria extraordinaria- a favor de esta iniciativa a la que se ha opuesto tajantemente el grupo municipal socialista (7 concejales), partido gobernante durante las siete legislaturas pasadas.

Según ha anunciado el regidor, Enrique Riestra, «esta misma semana comenzaremos la composición de la Comisión» para poder constituirla «cuanto antes». A partir de ahí, se diseñará un calendario de comparecencias y, cada grupo, «podrá llamar a declarar a quien quiera». Sin embargo, no será obligatorio acudir porque la legislación así lo contempla, «pero esperamos, por el bien de la ciudadanía, que todo el mundo sea partícipe porque el único fin es avanzar y hacer que un servicio que puede ser mejorable, mejore en pos de la seguridad de los vecinos, que son los que demandan la calidad del servicio», ha apuntado.

El grupo socialista no declarará

Pero, el grupo municipal socialista, ya ha anunciado que no lo hará. «Este grupo no va a participar en esa Comisión porque lo único que se pretende es, de alguna forma, poner contra la pared la gestión del PSOE en el tema de la Policía durante los últimos años», ha zanjado el portavoz socialista, José Herrero, que fue concejal de Seguridad durante el pasado mandato.

Herrero justificó el voto contrario a la Comisión «porque es absolutamente ineficaz, creemos que lo único que pretende es tapar la ineficacia del alcalde en la gestión de todos los problemas de la Policía Local que se han acrecentado en estos 20 meses de Gobierno del cuatripartito, con lo que pensamos que es una cortina de humo que pretende alargar el problema, pero no darle solución».

La Comisión no tiene sentido para los socialistas ya que el de la Policía Local, dicen, «es un problema laboral, y todas las cuestiones laborales y de gestión de personal, le corresponden al alcalde, y es él quien tiene que tomar las decisiones oportunas para solucionar esos problemas laborales».

El alcalde, por su parte, no comparte ese punto de vista y considera que «detectar los problemas y solucionarlos» supondrá «avanzar entre todos para mejorar el servicio».

«Teatro político»

Riestra reiteró la esencia de la creación de este comité investigador, inspirado en «un problema derivado de años atrás que no queremos que siga creciendo». Para él, el voto contrario de los siete concejales socialistas «es un teatro político». El primer edil acusa al «PSOE de ser responsable directo de cómo dejó la Policía Local» y recordó que, entre otros, durante su mandato se generaron momentos alarmantes entre los propios agentes, y entre la ciudadanía, «como la instalación de cámaras espías, o los detectives espiando a agentes con dinero público». Sin embargo, apuntó, «no creemos tanto mirar atrás para echar culpa a nada» sino «avanzar hacia el futuro, que en la Comisión se cree un mejor cuerpo policial», ha asegurado.

Y para ello, el regidor no descarta llamar para que comparezcan los anteriores alcaldes socialistas, Antonio Trevín, hoy diputado en el Congreso; y Dolores Álvarez Campillo; hoy parlamentaria de la Junta General del Principado de Asturias. Si descartan, igual que ha hecho Herrero, participar en la Comisión para ofrecer su punto de vista y responder a las preguntas de los comisionados, «habrá que sacar también conclusiones al respecto».

El resto de grupo del Gobierno apoyó la creación de esta Comisión. Para el edil del PP, Juan Carlos Armas, el problema de la Policía Local «es conocido y endémico» y aunque el conservador asumió «la responsabilidad de los últimos dos años» recordó que los anteriores «el problema existía» y ellos no estaban en el Gobierno. «La inestabilidad laboral es el problema», indicó señalando que existen trabajadores con plaza y otros que no la tienen y que accedieron a su puesto que ahora ocupan, años más tarde, como funcionarios interinos. «El anterior Gobierno lo que hacía era lo del palo y la zanahoria, tú estás aquí y yo no saco tu plaza y así los funcionarios interinos se han ido distanciando de los funcionarios con plaza», señaló. Por eso, la Comisión «no es una cortina de humo, es saber de dónde vienen estos problemas» y conocer, entre otras cosas, «por qué no se repusieron los agentes tras sus jubilaciones, por que no se sacaron plazas cuando se pudieron sacar» o por qué de una plantilla de 40 policías se ha pasado a una de 19. «De aquellos barros vienen estos lodos» y la intención «es que la gente cuente la verdad para poner un poco de luz a esta situación tan lejana que a día de hoy nos preocupa», ha dicho.

En la misma línea se expresó el edil de IU, Javier Ardines, quien cree, además que «esta comisión debería haberse hecho hace muchos años» cuando hubo «varios agentes jubilados por bajas psicológicas», recordó. En definitiva, «esto es algo más que un problema laboral», indicó y recordó que hubo un tiempo en el que «el alcalde demandaba a algún agente de Policía que le llevaran habanos al lugar donde estaba echando la partida» y éste lo obedecía «después de cogerlos de su despacho». Los problemas, incidió, «no son nuevos, y tengo mucha curiosidad por que las personas nos cuenten sus historias».

El concejal No Adscrito condicionó su voto a favor a que la presidencia de la Comisión sea ostentada por Juan Carlos Armas (PP). Algo a lo que el resto de grupos no se opusieron.

Un Reglamento interno

Ante estas visiones tan optimistas de la Comisión, el portavoz socialista considera que «lo que hay que hacer es afrontar las cuestiones que se han agudizado en estos últimos meses a través de nuestras propuestas». Unas propuestas que el equipo de Gobierno ha acogido de buen agrado y que no ha descartado estudiar para aplicarlas, aunque sí reprocharon, de forma unánime, que el equipo socialista no las hubiera puesto en marcha durante sus 28 años de Gobierno, cuando el problema de la Policía Local nació y creció.

Se trata de la revisión del Acuerdo Regulador de las Condiciones de Trabajo del Personal Funcionario del Ayuntamiento donde incluir una agenda específica «para tratar la problemática de la Policía Local»; y de la elaboración «de un Régimen interno referido sólo a la Policía en el que se estipulen todas las cuestiones relacionadas con el funcionamiento de este servicio». En función de eso, señaló Herrero, «habría que sentarse con quien de verdad ostenta la responsabilidad que son los sindicatos, si existen específicos de la Policía Local que conocen más a fondo la problemática de la Policía local como es el SIPLA que se les invite a participar y colaborar en la elaboración de ese reglamento».

«Que se dejen de Comisión de investigación, que lo único que pretende es el modus vivendi de este cuatripartito, que es ver cómo pone contra la pared al grupo socialista que gobernó este Ayuntamiento y cómo ponerle en entredicho», ha concluido el edil.

 

 

 

Dejar respuesta