Una despedida con sabor a tecnología

3
2453

Hace algo más de un año, exactamente el día 10 de Noviembre de 2016, comencé una colaboración con este Diario del Oriente de Asturias, y la idea original propuesta por mí era hablar sobre tecnología en escenarios relacionados, de una forma u otra, con el Oriente de Asturias.

En primer lugar, necesito expresar que he intentado colaborar con este medio por el gran cariño que tengo a una zona Oriental de Asturias; por ser hijo de padre y madre nacidos en el municipio de Llanes y, también, por ser «inquilino» de la zona al disponer de segunda vivienda en esa maravillosa parte de Asturias. Y desde el País Vasco, lugar donde resido, siempre tengo un ojo puesto en el «Levante» asturiano.

En segundo lugar, comentar que siempre he tenido un cariño especial por el que fue Decano de la Prensa Asturiana, el mítico semanario El Oriente de Asturias. Y cuando desapareció después de 146 años de historia, también nació este medio digital en el que publico… lo vi como el sustituto ideal de aquel medio en papel tristemente desaparecido. Eso me llevó a colaborar, sin interés alguno, con el Diario del Oriente de Asturias.

En tercer lugar, debo pedir disculpas si me he centrado demasiado en Llanes; el Oriente de Asturias es muy grande, son muchos los municipios que lo conforman, pero es Llanes el municipio que más peso llevó en mis artículos. He intentando hablar de todo el Oriente en global, pero también me he centrado en Llanes, y es así porque es la zona que mejor conozco.

Hoy se publica el último artículo firmado por mí, por lo tanto me despido con éste texto que está usted leyendo. No seguiré colaborando en este medio digital debido a una falta de tiempo generado por otros deberes inexcusables que debo atender.

He intentado hablar de tecnología, y me pueden creer ustedes que no es fácil encontrar temas interesantes cuando se cierra tanto el ámbito geográfico… es muy difícil dar con temas relacionados con la informática bajo un escenario basado en un espacio geográfico reducido. Desde el 10 de Noviembre de 2016, hasta este último artículo han pasado más de 13 meses y, exactamente, 25 artículos escritos por mí.

Algunos de mis artículos se centraron en historias personales como, por ejemplo, el titulado «Historia de un virus en Hontoria de Llanes», o «Pixelando la Playa de la Huelga». Otros artículos los he destinado a desgranar técnicamente –y valorar– determinadas páginas web relacionadas con el Oriente de Asturias, como hice en el artículo «Tertulias en Llanes»; también hubo lugar al llamamiento en pos de la mejora de la formación en tecnología cuando escribí el artículo titulado «Estudiar informática en el Oriente de Asturias».

Un artículo especial fue el titulado «La Casa de Cultura de Nueva de Llanes»… ¿por qué no dar una palmadita en la espalda a quiénes lo merecen? En mis artículos también hubo espacio para dar «palmaditas» en el sentido de valorar y agradecer el trabajo de determinadas personas y colectivos. El reconocer méritos de terceros es algo casi inexistente en la sociedad actual, parece que cuesta trabajo hacerlo; a mí no me cuesta trabajo.

He de terminar mi último párrafo que va a ser publicado en este medio digital afirmando que desconozco si mis publicaciones fueron de interés, o si fueron positivas… si gustaron o si fueron de utilidad… nunca he recibido un «feedback» ni para bien, ni para mal. Solo espero que hayan sido de utilidad y que, en algún momento, hayan sido valorados los artículos con el mismo cariño que fueron escritos.

Hasta siempre, estimados lectores.

Manuel Llaca

3 Comentarios

  1. Yo si lo leí y me disculpo por no comentar lo siento, estoy al pendiente de ahi pero muy lejos México, te echaremos en falta,un abrazu

Dejar respuesta