Los vecinos de Puente Nuevu piden soluciones para su marquesina de autobús, ubicada debajo de un argayo

0
945

La Junta Vecinal de Vibaño quiere que se escuche a los vecinos de Puente Nuevu y Riufríu. Por eso han querido hacer pública la situación que viven desde «hace cuatro años», cuando el desprendimiento de una ladera comenzó a amenazar la seguridad de los usuarios de la marquesina de autobús. Con el tiempo, y ahora en época de lluvias se incrementará, el argayo se ha ido haciendo mayor y el peligro aumenta. Es lógico, parece, que «los padres no se atreven a utilizarla con los críos cuando les viene a recoger el transporte escolar y los mayores tampoco se atreven a hacer uso de ellas para esperar a la línea regular». La situación les obliga a «esperar a pie de carretera» y durante el invierno «se hace difícil».

Pese a los esfuerzos de la Junta, tal como narra uno de sus representantes, Ángel Rey, el Ayuntamiento no ha buscado una solución al problema y los vecinos, por ende, continúan en el mismo punto que hace cuatro años. Al parecer la situación persiste por «la falta de una nueva ubicación».

Lo que sí consiguieron fue «reubicar los contenedores de basura» que en más de una ocasión habían tenido que ser «recogidos de la carretera general». La celebración de esta medida contrasta con la frustración de ver cómo «año tras año la marquesina sigue en total abandono, sin poder utilizarse por el miedo evidente a que pase una desgracia».

Un caso parecido sucede a los vecinos de Riufríu, «donde también se solicitó instalar una marquesina y aún nadie sabe nada».

Mientras las medidas se adoptan por parte del equipo de Gobierno «los mayores, y los niños, continúan a la intemperie esperando el autobús».

Fotos: Ángel Rey

Dejar respuesta