La capilla de Nuestra Señora de Andrín

2
1096

A la entrada de Andrín, nos encontramos con la preciosa capilla de Nuestra Señora, datada en los siglos XV-XVI, y a su lado una encina y un tejo sin corra de más de 10 metros de altura.

Antes de que se parcelara la finca anexa para construir, que era donde se celebraban los festejos en honor a Nuestra Señora cada 15 de agosto, se respiraba atemporalidad. 

Maiche Perela Beaumont 

Imagen, Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Muy buenas tardes, Rostroazul.

    Me sabe mal que se disculpe por retrasarse…Usted siempre llega a tiempo…nunca es extemporáneo…
    Es delicioso su comentario en cuanto a las ermitas..aunque un poco melancólico..-Quizá acorde con mi comentario de la falta de atemporalidad de Nuestra Señora de Andrín…al pasar de estar en un entorno solitario a uno urbanizado.
    Es cierto que esas pequeñas construcciones religiososas tuvieron mucha importancia en la vida tradicional de nuestros pueblos y raro es el que no tiene una ermita, con su santo, Virgen o Cristo que venerar. Y en ellas está recogida la tradición histórica no escrita de muchos pueblos.
    Con el desarrollo ecónomico llegó la despoblación y muchas han caído en el abandono y en el olvido.
    Me ha dado una idea, voy a escribir sobre las ermitas que existieron en los alredores de Llanes y de las que hoy ya no quedan ni vestigios.
    Como siempre, gracias.

  2. Doña Maiche…. Perdone mi retraso en comentar pero vivimos tiempos donde todo se complica, como cuando la zizaña invade el campo de trigo.
    Quería yo explicar a la audiencia más joven, si es existe, porque ya no leen nada, que esas preciosas ermitas, significaban el agradecimiento al cielo por la recolección del verano.

    Era cuando el hombre se incardinaba en el mensaje bíblico…. «Ganarás el pan con el sudor de tu frente» …el que no trabaje coma, que escribía el apóstol San Pablo.
    El mundo del destierro del Eden…. Sería un valle de lágrimas… Con muerte incluida como duro tránsito… que los humanos sobrellevaríamos como reza el salmo 23…. Aunque pase por el valle tenebroso de la muerte ningún mal temeré, porque tu estás conmigo….

    Por eso el 15 de agosto, cuando los vaqueros asturianos terminaban la faena del heno… donde los equipos de segadores se armonizaban en líneas de guadañas,…. Las mujeres volteaban la herva…. Y los carros se la llevaban…. Se armaba la romería…. Las gentes habían trabajado codo a codo…. Y esa ermita de Andrín simboliza lo que yo le cuento…. Asturias está cuajada de ermitas como esa.

    Hoy en dia es un testigo de un recuerdo entre la cultura de la subvención que sustituye a la del trabajo (se trabaja para la pensión) y la cultura de la maquinaria que ha vuelto al campo individualista…. Los ganaderos pueden hacerlo todo solos….
    Quizás todo más justo… Pero mucho menos humano. Por eso la ermita de Andrín y Nt. Señora están cada vez más solas

Dejar respuesta