Torre de Escandón en La Piniella

1
1037
La Torre de la Piniella en la noticia de su destrucción

Así escribe el cura de San Juan de Ribadedeva ,Alonso de Noriega Estrada, en el libro de bautismos (1590-1665): «En 26 de agosto de 1612 bauticé un hijo de Juan de Caso y de Francisca su mujer. Fueron padrinos Bastián de Noriega y Catalina mujer de Alonso de Scandón», y lo firmo.

Catalina de Escandón se llamaba asimismo la mujer de Román González de Noriega, que a su matrimonio a finales de ese siglo aportó al matrimonio la citada Torre de la Piniella. Precisamente en el «revistín» de Santu Medé de Pimiango 2020, Carmen Acebo, bibliotecaria y encargada del Archivo Histórico de Llanes, publica: Inventario de bienes de la Casa de La Piniella (Villanueva). Se efectúa en 1767, con motivo del fallecimiento de Teresa M. Velarde  Noriega, viuda de Cayetano A. de Noriega, quien había heredado La Piniella de su abuela Catalina Escandón.

Consideremos que las gentes de Escandón dependían de la parroquia de San Juan de Ribadedeva, situada en frente del lugar, con el río Deva por medio. Mucho más alejados estaban Noriega y Boquerizo, que no tuvieron parroquia independiente hasta mitad del siglo XVIII.

En el libro Patrimonio Histórico Artístico de Val de San Vicente, editado por el Ayuntamiento de Val de San Vicente, el historiador Javier Ortiz Real dice que en 1352 en el Becerro de las Behetrias de Castilla, aparece Escandón y era solariego. Más tarde ya se construye la Iglesia de San Pedro bajo el patronazgo de las Casas de Noriega y Estrada.

Existe cercana a la Iglesia, una notable casa llamada «el palacio» que ostenta también el escudo de Escandón , al igual que en Molleda y Cimiano. Una rama de Cimiano pasó a Soto de la Marina y de esta a México: Don José de Escandón, quién en 1749 recibió el título de Conde de Sierra Gorda por sus méritos como fundador de entidades: Nuevo Santander, Laredo, Reinosa, Peñamellera… Hay también una Colonia Escandón en la ciudad de México.

Vemos que en el escudo aparece el águila, al igual que en la de Estrada, concedida por el emperador alemán en el siglo XII.

Por último, me gustaría saber mas de los Scandón Recuerdo una frase de mi niñez en Campóo, aquello de: «El caballero Telamón, que se bajó a Escandón».

Solo hay unas 800 personas en el mundo que llevan este apellido de primero y otros tantos de segundo.

Isabel Gutiérrez de Quevedo

1 Comentario

  1. Tenemos una piqueta totalmente desaforada, y que la mayoría de las veces la tenemos fuera de control, como tantas veces lo ha demostrado en construcciones y edificios de nuestro Concejo, que desgraciadamente son reparables y mucho menos sustituibles.
    Una pena.
    Cordiales saludos Isabel

Dejar respuesta