La salamandra

4
938

Nuestro anfibio más terrestre, conocido por su capacidad de regenerar las extremidades pérdidas, es sedentario y solo se mueve del sitio para ir a parir a los arroyos.

Del ejemplar que ilustra este Cuadernín, me llamó la atención, además de sus ojos como lunas nuevas, que sobre un fondo amarillo limón, tuviera el negro del azabache.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Muchas noches de verano salgo a la huerta con una linterna a ver a las”sacaveras” Tengo localizadas dos parejas que siempre se mueven por los mismos sitios. Por el día deben de enterrarse, creo, per por la noche son espectaculares con la piel limpia y brillante como si estuviera lavada. Aunque estas de casa son negras y rojas.
    Un fuerte abrazo amigos.

  2. Muy buenos días, Rostroazul.
    Como asturianos sabemos que corriendo el año 1258, el rey Alfonso X el sabio mandó construir una muralla alrededor de la antigua ciudad de Oviedo. Esta muralla, como todas, pretendía servir de defensa ante posibles ataques externos. Pero lo que no es tan conocido, es que esa muralla dejó aisladas a un grupo de salamandras que, debido a sus movimientos lentos, no pudieron franquear los 4 metros de altura y los más de dos metros de grosor.
    Si bien, aquellas salamandras sobrevivieron gracias a un cambio evolutivo consistente en parir crías completamente desarrolladas, logrando así independizarse de charcas y arroyos.
    Además, el incesante crecimiento de la ciudad, derribo de murallas..no han conseguido acabar con este anfibio, por lo que siguen residiendo en los jardines de la Catedral, el Monasterio de las Pelayas y otros muchos jardines de intramuros.
    No es extraño que la silleria del coro de la Catedral cuente con una talla en madera de una sacavera,al igual que los capiteles del claustro.
    ¡Todo un símbolo de resistencia!
    Le cito para el sábado.

  3. Doña Maiche: Muy buenas tardes. Magnífica foto y magnífico ejemplar de «sacavera», que es como los asturianos bautizamos al este bicho desde que se inventó el roman paladino.

    Ciertamente los carbayones tenemos la latitud perfecta, para que Oviedo sea tierra de sacaveras. Al parecer siempre lo fue y merecería estar representada en el escudo de la ciudad. Aun me acuerdo cuando hace una década estando en Oviedo por el verano hubo una plaga de sacaveras y los alrededores del seminario diocesano estaba inundado de ejemplares de gran tamaño, los vi hasta de 20 centimetros que imponen como pequeños saurios. Recuerdo que la TVE lo dio como noticias en el Telediario y un equipo científico se desplazó hasta Oviedo para estudiar la rareza. Pero al parecer lo de las sacaveras de Oviedo fue una constante de su historia, hasta el punto de que el primer equipo de futbol de la Ciudad, el Deportivo Stadium vestía la camiseta de rallas amarilla y negras.

    El color de la sacavera Doña Maiche es disuasorio, como es un bicho torpe y muy lento, su defensa en vez del camuflaje es resultar llamativa al estilo Serpiente. Sepa que son venenosas pero no de veneno ponzoñoso, sino el que supuran como autodefensa a los depredadores que las pretendan ingerir.
    Doña Maiche….. muy cerca de Oviedo en Las Caldas existe una preciosa ruta de las Sacaveras, que discurren entre el Nalon y el Golf de Las Caldas. Son 10 Km que yo hice multitud de veranos, para después comer en Caces y darme un baño en las instalaciones termales…un día perfecto. Por si alguien le interesa la ruta parte de Pozoval – El Robleo – Iglesia de San Juan – Senda Fluvial del Nalón – Puerto – El Valle – La Vallina – Guayoso – Pozoval …unas 3 horas de naturaleza al ladito mismo de la capital del principado.

    y por último doña Maiche poca gente sabe que aguantan muy bien el fuego hasta el punto de que para los egipcios y judios es la representación viva de ese elemento.

    Es injusta su mala fama y leyenda que se sintetiza en un dicho asturianu «Sacavera y Esquirpión non dan tiempu a confesión»

Dejar respuesta