El palacio del Conde de Mendoza Cortina

5
1116

En el centro de Pendueles, tras un abandonado jardín, se dejan ver las ruinas del Palacio de Mendoza Cortina, también conocido como el Palacio de Cristal, paradigma de la arquitectura de hierro y cristal, novedad absoluta en aquel momento en el Concejo.

Fue construido por Francisco Mendoza Cortina, nacido en Pendueles en el año 1815, el cual emigró a México donde hizo fortuna y destacó por los contactos con el efímero Imperio de Maximiliano.

Tras volver a España, representó a Asturias como diputado y senador, y benefició a su pueblo, que le debe las escuelas, el cementerio y la torre de la Iglesia.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

5 Comentarios

  1. Querido Eugenio..Impresionante la Torre Palacio de los Varona…Y su leyenda…me quedo con: «Habéis obrado, no como debil mujer, sino como fuerte varón y debéis llamaros Varona vos y vuestros descendientes y en memoria de esta hazaña usaréis las armas de Aragón».
    Cuando acabe esta pesadilla habrá que ir a visitar esa Torre…que además conserva el foso..
    Me ha venido a la cabeza cuando fuimos los cuatro a Covarrubias….Ya llovió…
    Abrazos.

  2. Querida Maiche, lástima lo del palacio del Conde de Mendoza Cortina en Pendueles.
    A Usía recomendarle que, si le impresionó la Torre de los Mendoza, visite la Torre de los Varona, Villanañe, Valdegovía, Álava.
    La torre, el palacio y el foso con agua permanente, … merecen la visita. El estado de conservación es muy bueno. La torre es Monumento Nacional desde 1949 y Conjunto Histórico Artístico Monumental desde 1982
    Su construcción primitiva data del año 680, gracias a un visigodo de nombre Ruy Pérez. El apellido “Varona” fue concedido a Doña María Ruiz Pérez en el siglo XII, como consecuencia de la batalla de Alfonso de Castilla y Doña Urraca, contra Alfonso I El Batallador rey de Aragón y Navarra.
    Después de 13 generaciones de “Ruy Pérez” y 27 generaciones de “Varona” que permanentemente vivieron en la torre, hoy el último de los Varona, el señor Rodrigo Varona, descendiente directo del linaje originario, sigue viviendo en su interior.
    Hay que mencionar que todos los descendientes varones de esta familia eran de nombre Rodrigo, 27 generaciones para ser exactos, siendo el actual Rodrigo Varona el último de su linaje, dado que, al parecer no tiene sucesor.
    Esta historia empieza en el siglo VIII, cuando las Vascongadas eran parte del Reino de Asturias.

    Un abrazo
    https://castillosdelolvido.com/torre-palacio-de-los-varona/

  3. Muy buenos días, Rostroazul.
    No sabía casi nada del apellido Mendoza, aunque tengo un buen amigo que lo lleva en tercer lugar. En cuanto al «Cortina», mi abuela paterna lo llevaba de segundo…Joaquina Posada Cortina.
    Desgraciadamente, el Palacio de Cristal de Pendueles es otra de esas maravillas arquitéctonicas en ruinas que jalonan nuestro Concejo y nuestra historia. Lo último que escuché sobre él era que había un proyecto, dentro de una operación inmobiliaria, para su restauración, pero según parece quedó en nada.
    Cuentan viejas crónicas que estaba lujososamente amueblado y que la caoba y las maderas finas abundaban.
    Se habitaba de julio a noviembre, pero a partir de 1922 se empezó a ocupar solamente en el mes de agosto. Supongo que la puntilla fue que se utilizara como hospital de sangre durante la guerra civil, pasando luego a ser un hospital de tubercolisis.
    En relación a la historia de amor que guarda esa casa de media galeria octogonal…no la conozco…aunque de su somera descripción y por la cercanía…se me ocurre que pueda ser «La Casa de los Irlandeses». Ya me la contara…igual me da para un artículo.
    La historia de amor que si conozco, y aprovechando que nombra usted Covarrubias, es la de Cristina de Noruega, la cual se murió de melancolía al tener que abandonar su pais para casarse con el infante Felipe de Castilla, hermano de Alfonso X, el sabio. Y que fue enterrada en esa preciosa villa medieval de Burgos, que como dice un amigo fue «dónde empezó todo»…

  4. Doña Maiche: Buenas tardes….había visto la foto en un video del oriente titulado «la mistica y el olvido» de esos que circulan por las redes sociales y decidí ir a verlo.

    Resulta doña Maiche increible que un casoplón de esa Índole permanezca en ese estado y mas tratándose de gente tan Ilustre como los Mendoza.

    Mendoza proviene del vascuence siendo palabra compuesta a («mendi» + «hotza») que significa literalmente «monte frío» o «montaña fría» y sus aguerridos e intrépidos subjetores, fueron quienes integraron la fuerza que rompió las cadenas de la tienda de Miramamolin en la batalla de las Navas de Tolosa. Por eso el blasón del escudo de Mendoza esta rodeado por una cadena

    Sepa usted doña Maiche que la estirpe de Mendoza es una de las mas blasonadas de la heráldica española y siempre me ha encantado el apellido Mendoza, apellido que portaba el protagonista de la gran pelicula «La Misión» Donde el Capitan Mendoza (Robert de Niro) daba muerte a su hermano por una cuestión de Celos….. Hay los celos,…… si yo le contara doña Maiche….

    Pues bien, como sabe Mendoza es apellido Vasco muy antiguo ligado a la localidad original de Medoza en Alava, que visité en mi etapa Burgalesa, cuando tuve que dirimir con una importante sentencia cuestiones relativas a los territorios de Treviño y La Puebla de Arganzón, que son dos enclaves Burgaleses en medio del territorio alavés. Pues bien allí hay un precioso castillo que hacía las veces de museo y creo que es la Torre fortificada mas bonita que he visto a excepción del torreón de Fernan Gonzalez en Covarrubias.

    Pues bien, si esa propiedad estuviera en el país vasco…va de reto…que estaría rehabilitado o desde luego no en el estado de abandono que aprecié en visita cuando al rodearlo por detrás se ve la muralla almenada y la fachada de una iglesia destruida…. ¡en fin una pena!

    Menos mal que me cobre la satisfacción de ir a la casa del Paracaidista de media galería octogonal, y que guarda una maravillosa historia de amor, que usted no se si conoce…pero eso será para otro comentario

Dejar respuesta