El castaño enamorado

2
925

Atravesando Cardoso, camino de la capilla de San Roque de Queduru, se me fueron los ojos a un castaño que, además de parecer un bonsái, exhibía en la corteza una suerte de corazón. Y pensé que en el Oriente de Asturias, no solo tenemos enamorado a un elefante, sino también a un castaño.

Al acercarme, me di cuenta que las hojas, que ya empezaban a salir de sus yemas, tenían agallas de la avispilla del castaño, insecto que puede llegar a matar a estos arboles.

Al final, no morirá de amor.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Rostroazul, buenos días.
    Me siento abrumada y, también, afortunada de contar con un comentarista a mis colaboraciones tan extraordinario e increíble….Increíble..no solo en la acepción «que causa gran admiración..» sino en » que es imposible»..Ya que tiene que saber que yo no soy ningún ser fantástico que habita en los bosques y posee ciertos poderes…Y tampoco «tengo duende» entendiendo por ello: » la persona con el arte, la magia, el embrujo de cautivar la voluntad de personas y animales»…Si alguien «tiene duende»…sin duda es usted..
    Aclarado que no voy embrujando a nadie…espero que el castaño no se muera de amor avispado…sino tranquilamente de viejo.
    Como usted dice no le voy a comprar que está enfadado con la música…usted hace música con todo…incluso con las palabras que une con enlaces invisibles…que les dan ritmo, sonoridad, cadencia..
    Y hágame el favor de no quedarse en el lindero del bosque…y adentrarse en él…que es misterioso y tiene alma.. y es eso que queda en la imaginación que era el bosque de la infancia…
    Y por último..en cuanto a la frase de Jardiel Poncela es una aportación de Fernando Cue…yo del célebre escritor del absurdo prefiero esa que dice» El amor es como la salsa mayonesa, cuando se corta, hay que volver al kilómetro cero»..
    Gracias.

  2. Doña Maiche buenas tardes. Yo ya se que usted es un poco duende. Me han contado que tiene amores secretos a los que interactiva en sus paseos…… Tiene usted ese poder atractivo que hace que el Mito se paralice a su paso y se quede mirándola como embrujado; y que el naranjoso camachuelo la investigue tras su negro antifaz ….. ese y no otro es el secreto de que don Valentín consiga instantáneas de pájaros allá donde se dirija porque con usted el bosque parece «animado»…… casi tan animado como lo estoy yo.

    Lo que nunca imaginé es, que su duende haga latir el corazón de un castaño, al punto de sacárselo a la intemperie….. y es que Doña Maiche….. es usted una rompecorazones. Ayer mismo hablé con un periodista que tras más de una hora con usted me reconoció que si no estuviera casada…… le tiraría los tejos…..o los castaños quien sabe…..

    Y es que Doña Maiche a veces el amor es «descomplicado»…… a un castaño enamorado de Consuelo….se le llama castañuelo. …… pero si tiene un corazón como el de Cardoso…. se le dice …. castañoso……. si es como el de la foto tan grande el corazón….se le llama castañon y si lo tuviera chiquitín…..le dirían castañin;….. y si fuera un castaño hetero…… lo llamarían castañero….ah….pero si fuera homo…. le imprecarían….. «Castañomo»

    Usted siempre tiene razón Doña Maiche, Doña Juana de Castilla, no estaba loca, pero enfermó por amor. Ergo…… su afirmación de que el castaño no morirá de amor…..como que no se lo voy a comprar. Y es que hay amores que matan Doña Maiche….. como el de la «avispilla»,…que se ha enamorado de su castañoso….. y me temo que lo quiere tanto que lo va a dejar pal arrastre. Morirá de amor; se lo aseguro. Amor avispado …pero amor al fin y al cabo.

    Y ha pensado alguna vez ¿a cuantos castaños, pájaros, y ejemplares variopintos habrá dejado usted lisiados a causa de su duende personal?….que indiscutiblemente posee!!!..
    …..que gran responsabilidad la suya.

    Yo sin embargo en cuestión de amores, me pasa como en la canción de Jarabe de Palo….nací en la cara mala ….llevo la marca del lado oscuro….y no me sonrojo…

    Y hasta aquí llega mi ánimo….solo hasta el lindero del bosque. Hay una preciosa canción de los coros del ejército ruso que se llama así….»por el lindero del bosque»,….. pero ¿sabe?…. no me sale tocarla …. estoy enfadado con la música.

    Ah y por último …. se me olvidaba…. si es verdad eso de que las mujeres, como las espadas… imponen más desnudas…. entonces no se desenvaine Doña Maiche…. ¡¡¡¡TEMBLARIA LA COMARCA!!!!.

Dejar respuesta