El Salón Moderno

2
750

Corriendo el año 1926, exactamente el domingo 26 de septiembre, tuvo lugar en la villa un gran acontecimiento, en el cual se dio cita todo Llanes y familias del Concejo. Se trataba de la inauguración del Salón Moderno, que vino a sumarse al teatro Benavente en cuanto a la oferta cinematográfica, siendo su propietario el riosellano Antonio Blanco Junco.

El postrero de los antiguos Coliseos de la villa de los que ya, desgraciadamente no nos queda ninguno, que compitió lealmente con el Bevavente, presentaba su entrada principal por la calle de las Barqueras, por un pasillo inmediato al Banco Asturiano, en el cual unos llamativos marcos con espejos anunciaban los estrenos de la temporada. Tras el pasillo, una mampara daba acceso a una sala de espera que se abría a más de 300 butacas, 9 plateas, 25 delanteras de grada y 122 entradas de grada. No faltando cortinajes de terciopelo de elegante color en cuyo centro se destacaba el blasón de Llanes.

Contaba con pianola eléctrica, receptor de telefonía sin hilos, alumbrado con todos los modernos adelantos y las lámparas esmeriladas del techo disponían de luces rojas que se apagaban en los entreactos. No le faltaba manga de agua para incendios, tres puertas a la calle de La Calzada para casos de alarma, calefacción, caja de resonancia y una coqueta cantina muy bien decorada y mejor surtida.

Asimismo, el aparato de proyecciones era de los más modernos que se conocían entonces, presentando una imagen limpia y fija.

Cuentan que en originalidad, elegancia y comodidad se podía comparar con los mejores cines de la capital de la nación.

El día de la inauguración se proyectó “La casa de la Troya”, dirigida por Manuel Noriega, cineasta natural de Bustio, bien conocido en Llanes, donde había rodado algunas escenas de su más famosa película: “Bajo las nieblas de Asturias”, estrenada en aquel mismo año.
Además de mucho cine, como las primeras versiones de“Los tres mosqueteros”, “Ben-Hur”, “¿ Quo vadis?”, “El fantasma de la ópera”,“Drácula”, “Frankenstein” y “El hombre malo”, obra adaptada al español por el llanisco Baltasar Pola y multitud del popular género del Oeste; se celebraban fiestas de Carnaval, bailes de disfraces, conferencias, recitales, folclore, concursos de copla de Llanes y sonados homenajes con cenas multitudinarias. También, desfilaron por su escenario artistas de la talla de Rosario y Antonio, Carmen Flores, tenores y el que se dice que fue el mejor gaitero de todos los tiempos: Manolo Rivas.

La vida de aquel coliseo llanisco, testigo del paso del cine mudo al sonoro, fue muy corta, apenas 11 años, ya que en plena guerra civil las bombas, que lo confundieron con el cercano Benavente, por entonces convertido en arsenal, lo destrozaron.

El adiós definitivo de aquella ruina irreversible, de aquel abandonado caserón, que conocimos varias generaciones de llaniscos, tuvo lugar en el año 2004 y dio paso a un grupo de viviendas.

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Muy buenos y soleados días, Rostroazul.

    No se preocupe por llegar tarde a la cita..de hecho yo paso más de una vez por el lugar…Así que al final siempre lograrmos encontrarnos..

    Estoy convencida que a esa persona, tan afortunada por ser especial para usted, le encantará su sorpresa…que sin duda será de gran creatividad.

    Le doy toda la razón en sus argumentos…tan solo un par de pinceladas..

    Incluso ha desaparecido aquella forma de ver tradicionalmente la televisión…ante cual nos sentabamos todos a una hora determinada..

    Y sí..en los últimos años hay un detrimento de las conversaciones y los encuentros presenciales..al proliferar los chats de whatsapp, los mensajes privados de Facebook o cualquier otro modo virtual de mantener relaciones que tienen a degradarse por la ausencia del calor humano, la gestualidad o el valor que la entonación le confiere a las palabras, unos elementos fundamentales de la comunicación que nunca suplirán los populares emoticonos…

    Muchas gracias y feliz domingo.

  2. Buenos dias Doña Maiche:

    Me ha de perdonar el retraso en nuestra cita, pero es que uno pone un circo y le crecen los enanos. Luego estoy ocupado en un proyecto informático con el que pretendo sorprender a una persona muy especial para mi y entre unas cosas y otras….. a duras penas le quedan a uno fuerzas ni tiempo para escribir unas líneas.

    Vera doña Maiche, lo que las bombas de la contienda nacional adelantaron, destruyendo el edificio….hubiera sido pasto de la Televisión. La maldita o bendita caja tonta marcó una era que redujo a las cenizas la cultura del encuentro.

    La cantidad de gente que cambió la comodidad del televisor, que acercaba las peliculas, los deportes, los programas naturalistas, los espacios culturales, sin tener que arreglarse, salir, confrontar distancias cortas con el prójimo, que es el próximo, sin tener siquiera que pagar…. fue de tal magnitud, que solo las capitales aguantaron sus «salones modernos» gracias a las superproducciones de hollywood. Hasta los teleclubs de los pueblos sufrieron el impacto cuando el acceso a una televisión se generalizó en las familias. Y buena prueba de lo que digo es que, de otra forma el Salón Moderno hubiera sido restaurado.

    No permanecemos indiferentes ante los teatros romanos esparcidos por todo el imperio. Una de las obras que casi siempre permanece en las vetustas ciudades abandonadas, …. yo conozco aqui en España el de Merida, Clunia (Soria) e Italica (Sevilla) ….. Aquellos hombres necesitaban su teatro en directo para asistir a las representaciones ….. allí se veían unos y otros y aprovechaban para iniciar sus tratos, que luego cerrababn en los foros de las ciudades,…. lo que luego fueron nuestras plazas mayores…

    ya no nos acordamos casi de como era nuestra vida sin el samartphone y solo tiene una década escasa. Hablamos con nuestros seres entrañables y declaramos nuestro cariño y amor, sin necesidad de sentir el calor de su voz humana. El Telefono movil resultaba demasiado imvasivo, ….. duró una decada….. Ahora mantenemos las distancias ….mantenemos a raya a los amigos y conocidos a los familiares íntimos y hasta a los amores secretos gracias al mensaje corto de wasap….. camuflamos hasta la recepción o la lectura del mensaje…. que el interlocutor que nos habla no sepa cuando he visto la misiva….. es algo tan inhumano,… que resulta desalentador.

    Si doña Maiche….. el Salón moderno. se ha quedado muy… muy antiguo…. se ha quedado alli… en el mundo de Cesar Pola

Dejar respuesta