El antiguo teatro «La Pedraya»

2
1008

Antes del recordado Benavente, tuvimos en Llanes el  teatro “La Pedraya”, cuyo origen, según nos cuenta Demetrio Pola, es consecuencia de que en el año 1879 viniera a la villa la oficialidad de un batallón repatriado de Cuba, al que llamaban de Depósito.

Algunos de aquellos militares, como el comandante Francisco Lara, el alférez Froilán del Amo y los tenientes Pedro López, Ramón Rubiera y Luis García, eran entusiastas del teatro, y como el Salón de Santa Ana, lugar donde hasta entonces se representaban obras, resultaba muy deficiente, promovieron una reunión con objeto de adquirir uno más amplio. A esta reunión asistieron  los militares nombrados y varios jóvenes llaniscos: Eudosio Bernaldo de Quirós, Aniceto Romano, Fernando Noceda y el propio Demetrio Pola.

Después de mucho buscar, encontraron un amplio almacén que se hallaba frente al Ayuntamiento y tras las reformas adecuadas, aquel destartalado local, que luego sería el emblemático café “Pinín”, se convirtió en un teatro muy superior a cuantos entonces había tenido la villa. Lo bautizaron con el nombre de “La Pedraya”, contaba con un café y al frente estaba Pedro Sobrino.

Con la idea de dar frecuentes representaciones en el flamante nuevo teatro, se creó una sección de Declamación, en la que figuraban, además de los asistentes a la reunión, Isabel García Álvarez, Mercedes González, María Bustillo, Bibiana Durango, Félix Segura, Pedro de Agustín, Juan Risco, Tomás Estévez, Federico Bernaldo de Quirós, Félix y Felipe Fernández Vega y Manuel de la Vega.

Este grupo de aficionados llegó, con perfección de actores consumados, a poner en escena obras como “Don Juan Tenorio”, “El Zapatero y el Rey”, “Flor de un Día” “Espinas de una rosa”y “La Trenza de sus Cabellos”.Entre ellas destacaba especialmente el buen hacer de Isabel García Álvarez, cuyas actuaciones estaban a la altura de las actrices profesionales, y que lo mismo recitaba magistralmente famosas poesías, como “Las Golondrinas” de Bécquer, que cantaba y ejecutaba al piano las más populares composiciones, a lo que sumaba una educación literaria y musical muy esmerada.

También, se daban cita  en “La Pedraya” las mejores compañías de zarzuela de la época.

Añadía Pola, que al poco tiempo se dieron cuenta de que aquel local resultaba insuficiente para el numeroso público que concurría, y proyectaron construir otro de nueva planta en una huerta que existía en la parte sur. En dicho proyecto se interesó la sociedad Casino de Llanes, que se ubicaba en la calle del Muelle, y gestionó con el dueño del local de “la Pedraya” la elevación de un piso para trasladar allí el Casino, quedando así en un mismo recinto el teatro, el casino y el café . En la construcción tomó parte activa Manuel García Mijares, que era Presidente del Casino, logrando con su entusiasmo y esfuerzo que se levantara con rapidez el edificio.

Desde hace unos años, en recuerdo de aquel teatro, que supuso por entonces un gran progreso para la villa, está colocada una placa que reza:” Entrada al teatro donde se vio cine por primera vez en Llanes. 17-7-1897”.

Únicamente, agregar una curiosidad que no es otra que en aquellos tiempos de principios del cine la propaganda de las películas no se hacía por el nombre de los actores ni de los directores, sino por los metros de longitud de la cinta.

Pero eso es otra historia.

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Reproducción imagen, Valentín Orejas

Compartir
Artículo anteriorNenúfares
Artículo siguienteEl ronqueo
Diario del Oriente es el primer medio de comunicación digital de la comarca oriental de Asturias.

2 Comentarios

  1. Muy buenas tardes, Rostroazul.

    ¡Cómo ha madrugado hoy!

    Muchas gracias por su acertado comentario.

    Los tiempos han evolucionado para hacernos todo más fácil…pero también hemos perdido otras cosas importantes por el camino…Tal solo hay que echar la vista atrás para percatarnos de que Llanes tuvo varios teatros funcionando al tiempo…..En la actualidad no disfrutamos de ninguno, aunque parece ser que se va a recuperar el «Cinemar»… Y en cuanto a los periódicos..cinco de ellos coincidieron durante una época…Ahora, ya no contamos con ninguno en papel…una vez que cerró sus puertas el que fue decano de la prensa asturiana, «Ël Oriente de Asturias».

    Si bien, mientras no nos fallen la fuerzas y sigamos bendecidos con la salud, desde este Diario y también desde la Cofradía de Pescadores continuáremos contando historias y devolviendo a la memoria aquellos personajes de la villa que la hicieron grande y universal.

    Disfrute del sábado.

  2. Doña Maiche …. muy interesante la microhistoria de La Pedraya, de verdad, que debiera hacernos reflexionar a todos, porque si no fuera por gente como usted, que se está convirtiendo en un baluarte de promoción de multiples aspectos de la identidad de la Villa, el postmodernismo que nos envuelve hacia un individualismo irrespirable, solo nos dejaría espacio para que algún concejal se colgara una medalla por conseguir que en Llanes se instalara Decathlon, lo cual no dejaría de ser importante, …… ya estoy viendo a «Las Parejas» (es como se dice ahora) de San Vicente movilizarse….. ¡Miguelón!, mañana sin falta nos vamos a Llanes al Decathlon…… ¡no por favor!, …….. ¡ Que no suceda!…… todo el mundo paseando con el mismo chandal por el paseo de San Pedro.
    Pues bien ahora ni eso…. ¿para que queremos un Decathlon si todo lo tenemos ON LINE?.
    Me imagino la ilusión de aquellos hombres que nos describe Demetrio Pola por sacar adelante un proyecto donde la esencia estaba en compartir con los vecinos los espacios de diversión, ……… «el Marco de la Pedraya» de una comunidad reunida disfrutando una tarde de un sábado del placer de la musica en vivo; de la coreogrfía de una Zarzuela, …… Imagino los carteles…. hoy en La Pedraya …..LA REVOLTOSA…… y a los vecinos ataviados con sus mejores galas ….. luciendo sus vestidos en una tarde de Teatro, que se prolongaría en una velada con cena en el restaurante del casino o del hotel de moda, para hacer la crítica,…. porque lo bueno del teatro era que nunca una interpretación salía idéntica.
    El otro día me embelesaba con una foto de una chica guapisima en lo alto de una Teatro romano vacío y de pronto lo imaginé lleno de gente en su época disfrutando de una representación de La Iliada de Homero, …. soy de los que le gustan como a usted el eco de las piedras.
    En efecto doña Maiche La Pedraya representa mucho mas que un espacio cultural…. , representaba el Alter de una sociedad….. la alteridad una caracteristica esencial del ser humano…..ese principio filosófico de «alternar» o cambiar la propia perspectiva por la del «otro», considerando y teniendo en cuenta el punto de vista de quien opina.
    En fin podría seguir y seguir disertando sobre esto, pero se trata de no aburrir a la peña….. nos estan matando doña Maiche, poco a poco…. hasta el maldito Covid 19, que nos ha borrado la sonrisa, el salir de fiesta …. que pretende hacer bueno el ….¡QUEDESE EN CASA!…. tan distinto a las iniciativas que usted nos ha traido hoy.

Dejar respuesta